BPO

 

El sector BPO (Business Process Outsourcing) se encuentra con un entorno cada vez más global y competitivo que está obligando a las compañías a una importante bajada de tarifas y reducción de márgenes operativos.

En la gestión del back-office intervienen multitud de procesos clave que consumen gran cantidad de recursos, tiempo y esfuerzo. Estos procesos están cargados de tareas rutinarias que se caracterizan por ser costosas, propensas al error e ineficientes.

Hoy en día, la automatización ya no es una opción sino una necesidad de las empresas BPO que quieren mantener su posición competitiva en el mercado.

Las empresas del sector BPO están aplicando con éxito la robotización de procesos tanto en los propios servicios BPO como en procesos internos, en áreas tan diferentes como:

Gestión de reclamaciones de clientes

Duplicado de facturas

Alta y baja de trabajadores

Distribución diaria de tareas de los agentes

Reclutamiento