Utilities

 

El sector energético y de servicios colectivos  se encuentra inmerso en un profundo proceso de cambio. La liberalización de los mercados, la transición hacia compañías globales y las modificaciones en el entorno regulatorio traen consigo importantes oportunidades de negocio, pero suponen también una amenaza para las empresas que no sepan adaptarse a los cambios.

Las compañías se enfrentan al doble reto de transitar hacia nuevos modelos de negocio y renovar sus procesos para mantener la competitividad. Por su parte, los clientes, debido a la creciente oferta, son más exigentes y demandan servicios cada vez más personalizados.

En un sector en el que se efectúan miles de transacciones diarias y en el que se cuentan con enormes listados clientes, la automatización de procesos tienen infinidad de aplicaciones como por ejemplo:

Gestión de recobros

Conciliación de facturas

Envío de burofax

Pago de nóminas

Actualización de cuadros de mando